fbpx

Conocemos muchas dinámicas lúdicas y entretenidas con las que trabajamos para reforzar la cohesión de los equipos. En esta ocasión y de la mano de Concep-t, os invitamos a conocer la “Catena Da Vinci” una actividad en la que la creatividad, la originalidad y la planificación son indispensables para conseguir llevar un reto común. Se trata de un team building cuyo desafío es optimizar el trabajo en equipo, poniendo en juego el talento, la imaginación, la capacidad de innovación y de organización.  Los participantes se dividen por equipos y a cada uno se le plantea el diseño y la construcción de una máquina de acción-reacción con dos o tres movimientos predeterminados, que pueden ser por ejemplo una tirolina, un péndulo, una palanca, una espiral, una polea, etc. La organización de cada equipo en esta fase del proyecto es fundamental para que el mecanismo funcione. Es muy importante una planificación óptima dentro del grupo para proyectar de forma ordenada. La comunicación interna es básica para el buen desarrollo del mecanismo, evitando fracasos repetidos a la hora de su construcción y puesta en funcionamiento. Paralelamente cada grupo tiene que desarrollar una comunicación fluida con los equipos anterior y posterior puesto que el objetivo final es el funcionamiento correcto de una cadena de acción-reacción de todo el conjunto.

La reacción de los participantes ante la resolución satisfactoria de este desafío es espectacular puesto que ha necesitado de un esfuerzo por parte de todos y refuerza el sentimiento colectivo al ver recompensado el trabajo desarrollado.

Os invitamos a vivir esta experiencia el próximo 27 de septiembre.

Attittud Talent