fbpx

La pandemia obliga a resetear nuestra manera de trabajar, un nuevo modelo sólo apto para los que estén preparados y dispuestos a cambiar sus hábitos laborales.

El 32% de los trabajadores españoles asegura haber mejorado su motivación laboral durante el confinamiento, y un 53% afirma que no ha bajado el ánimo durante la pandemia. Esta es una de las conclusiones de Resetting: redefiniendo la nueva era del trabajo, un estudio que ha realizado The Adecco Group para analizar el mercado laboral antes y después de la pandemia en ocho países (Estados Unidos, Alemania, Italia, España, Reino Unido, Francia, Australia y Japón). Para elaborar estas predicciones laborales, durante el mes pasado el grupo ha recogido la opinión de un total de 8.000 trabajadores (1.000 por país), con contratos de al menos 20 horas semanales.

El teletrabajo

En aquellas actividades que es posible, el teletrabajo ha modificado la manera de hacer las cosas y también la percepción que tienen los trabajadores de su actividad. El 77% de los españoles consultados considera que el modelo ideal es aquel que combina el teletrabajo con el trabajo en la oficina; y un 64% siente que sus competencias digitales han mejorado en este periodo gracias al teletrabajo.

Y no sólo eso, tres de cada cuatro están orgullosos del papel que ha desempeñado su sector de actividad durante la pandemia. Son, junto con los de Estados Unidos (77%), los trabajadores que están más satisfechos de su sector. En el mundo representan 6 de cada 10.

Los sectores más valorados

El sector sanitario (79%), los servicios de limpieza (73%) y el sector del retail (68%) son los mejor valorados por los españoles, seguidos de transporte y logística (66%), agricultura (64%) y el sector científico y farmacéutico (62%).

El sector del transporte y la logística, agricultura y el sector científico y farmacéutico también se encuentran entre los más apreciados por los españoles con un 66%, un 64% y un 62% de los encuestados que valoran más que antes a estos profesionales, respectivamente.

La valoración del periodismo en nuestro país también es más positiva que la global: un 27% de los encuestados en España afirma haber mejorado su percepción de los profesionales dedicados a esta actividad (4 puntos porcentuales más que el dato global).

Solo el 9% de los españoles quiere cambiar de sector tras esta crisis. La educación es la profesión más atractiva para un 13% de los españoles que sí busca cambiar de sector tras la pandemia. Italia y Japón apuestan por la ingeniería y la manufactura; y el resto de los países encuestados, por el sector de la consultoría.

En términos generales, los trabajadores están contentos con el papel que han desarrollado durante la pandemia. Los sanitarios son los más orgullosos, 8 de cada 10 afirman valorar muy positivamente la labor de su sector. El ámbito también considera positivo su desempeño: 7 de cada 10 trabajadores están orgullosos de su trabajo, al igual que los empleados en el sector energético y servicios públicos.

Antes, durante y…

Los trabajadores encuestados estaban satisfechos con su trabajo antes del comienzo de la pandemia: sólo un 25% afirmaba no sentirse motivado, y más del 85% consideraba que era productivo en su jornada laboral. En España, el 74% estaba motivado, el 89% consideraba ser productivo y el 72% estaba orgulloso de trabajar para su empresa. En la cara B de la era preCovid estaba Japón: era el país menos satisfecho con las condiciones laborales. Todos los marcadores analizados estaban muy por debajo de la media global.

Durante la pandemia, los ánimos de los trabajadores en España se han mantenido positivos. En términos globales, la mitad afirma ser positivo o algo positivo con la nueva situación de trabajo en la cuarentena. Un 81% de los españoles consultados identifica a su empresa como la más responsable para garantizar un mundo laboral mejor después de la pandemia. España se encuentra, junto con Reino Unido, Italia y Australia, en el grupo de países más optimistas con trabajadores que afirman que ciertas cuestiones han mejorado en las últimas semanas, por ejemplo, el equilibrio trabajo/vida privada (un 56% de los trabajadores en Australia asegura que ha mejorado, un 55% en España y Reino Unido, y un 53% en Italia).

Sólo un cuarto de los encuestados defiende que la motivación ha mejorado durante la pandemia, en España encontramos a un 32% que así lo cree. Sorprende, no obstante, que tan solo un 16% y un 21%, respectivamente, afirma que las relaciones entre compañeros y con sus jefes han mejorado en las últimas semanas.

… después de la pandemia

Las compañías son ahora más fiables a la hora de retomar la vuelta a la normalidad y el 61% de los trabajadores encuestados reconoce que confía en que sus empresas les apoyen de nuevo en futuras crisis.

Estos datos demuestran que los empleadores se han ganado la confianza de sus empleados durante la pandemia. Según los datos globales, para 8 de cada 10 encuestados la principal responsabilidad de lograr un mejor mundo laboral después de la crisis sanitaria del coronavirus recae en el empleador. El gobierno y la responsabilidad individual quedan relegados a segundo y tercer plano, con un 73% y un 72%, respectivamente.

Los jefes parece que no han salido muy bien parados. La pandemia ha sido una prueba de fuego para muchos de ellos. La empatía, la conanza y un nuevo enfoque en el bienestar y la creación de cultura son las competencias de liderazgo más importantes en la nueva era del mundo laboral.

Según datos globales, el 74% de los empleados quiere que sus jefes muestren un estilo de liderazgo centrado en la empatía y en una actitud de apoyo. En España, el dato se sitúa dos puntos porcentuales por encima, con un 76%. En Francia, por el contrario, tan solo un 63% de empleados valora este estilo de liderazgo como clave para los líderes del futuro pospandémico.

El teletrabajo ha pasado a ser la primera opción tanto para empleados como para empresas y el mundo está listo para instaurar el ‘trabajo híbrido’. Un 77% de todos los encuestados demanda mayor flexibilidad en el puesto de trabajo como consecuencia de la crisis del Covid-19; y un 74% afirma que la mejor manera para conseguir avanzar en su puesto de trabajo es, sin duda, el poder combinar el trabajo a distancia con el trabajo en la oficina. En España, ocho de cada diez empleados consideran que es un factor clave para el futuro del trabajo.

Para algunos profesionales, la pandemia ha sido una oportunidad para la reflexión, aunque la mayoría prefiere quedarse como está. Ocho de cada diez querrían continuar en la misma empresa, y la mitad de ellos lo haría en su actual puesto de trabajo; mientras que un 30% buscaría mejorar su puesto y sus condiciones actuales. Los italianos son, con un 38%, los más propensos a plantearse un cambio de empleo.

Tan solo dos de cada diez trabajadores en el mundo afirman sentir la necesidad de cambiar de trabajo tras la experiencia durante la pandemia. De ese 20%, un 9% buscaría nuevas oportunidades en el mismo sector, mientras que un 11% estaría dispuesto a cambiar de actividad.

En términos globales, para aquellos que cambiarían de actividad, la gestión y la consultoría y la tecnología son los destinos más deseados. El periodismo, la hostelería y la limpieza son los sectores menos atractivos para los empleados que valoran dar un giro en su carrera.

Tan solo un 19% afirma que la pandemia le ha hecho replantearse su carrera. Únicamente un 7% cambiaría de empleo porque valora positivamente a otras empresas de su sector tras la pandemia.