fbpx

Empieza el verano, época de vacaciones para muchos, pero para otros es el momento de aprovechar esos trabajos de verano. Siempre hay quien  duda sobre estar de vacaciones y aprovechar para coger otro trabajo. Las vacaciones vienen recogidas en el art. 38 del Estatuto de los Trabajadores, donde se establece la imposibilidad de prestar servicios para el mismo empresario durante el periodo vacacional. Nada dice sobre prestar servicios para otro empresario, por lo que sí está permitido siempre y cuando no se trasgreda la buena fe contractual, no se produzca competencia desleal, y se respeten los principios de fidelidad, no concurrencia y sigilo profesional.

Las vacaciones son el periodo anual de libre disposición por parte del trabajador cuya dignidad se vería limitada si el empresario pudiese controlar al trabajador hasta tal punto de controlar sus actos durante sus vacaciones.

Sin embargo, lo que no se permite es que el trabajo se realice para la misma empresa y se le retribuya por ello ya que el empresario no puede sustituir las vacaciones de sus trabajadores por compensaciones económicas.

Trabajar para otra empresa en tus vacaciones es legal y está permitido, es una situación de pluriempleo. Una empresa puede contratar al trabajador que mejor convenga para el puesto de trabajo independientemente de si este ya se encontrase contratado por otra empresa, estuviese de vacaciones o la situación que sea siempre que dicha contratación no constituyese un supuesto de competencia desleal, que podría originar el despido de dicho trabajador en la empresa habitual.

La situación planteada tiene su consecuencia más directa en la cotización, es decir, si un trabajador se encuentra en situación de pluriempleo, las empresas implicadas deben comunicarlo para así realizar la reducción proporcional de las bases de cotización en las distintas empresas, para su ajuste con los topes máximos de cotización establecidos legalmente.

Antes de comenzar, siempre es bueno consultar en tu oficina de empleo mas cercana.