Las habilidades comunicativas son posiblemente algunas de las más importantes para el éxito y la felicidad en el trabajo y en la vida. Son fundamentales para conectar, relacionarse, hacer entender su punto de vista, satisfacer sus necesidades y apoyar a los demás.

Pero en un mundo cada vez más polarizado y en el que más cosas suceden a distancia, las habilidades de comunicación pueden resultar ilusorias o suponer un reto.

He aquí las mejores formas de perfeccionar las habilidades de comunicación hoy y de mantenerlas frescas en el futuro.

Las habilidades de comunicación son muy importantes

Sabe que las habilidades de comunicación son relevantes, pero el contexto actual las hace aún más críticas: el 82% de los trabajadores afirma que trabajar a distancia de sus colegas aumenta la necesidad de ser un mejor comunicador, según datos de Grammarly y Harris Poll.

La misma encuesta revela que la gente se siente desconectada y que las habilidades comunicativas son clave para sentir mayores lazos con los demás. Y el 62% de los trabajadores afirma que son necesarias mejores habilidades de comunicación para fomentar la diversidad y la inclusión.

Una gran comunicación también brinda la oportunidad al 52% de trabajar con más flexibilidad, y al 42% de ser más productivo. Además, el 56% atribuye a las habilidades comunicativas una mayor satisfacción en el trabajo y el 54% afirma que una comunicación sólida es responsable de la mejora de las relaciones con los compañeros.

Quizá todos estos efectos positivos en el trabajo sean la razón por la que las habilidades comunicativas se encuentran entre las principales capacidades que buscan los empresarios, según datos de Adzuna, ya que el 28% de los puestos de trabajo las especifican como fundamentales para ser considerado un candidato viable para un puesto de trabajo.

Hay tres pasos para mejorar sus habilidades de comunicación: enviar informaciónrecibir información y asegurarse de que el flujo del intercambio funciona en base a la retroalimentación.

Exprésese de forma brillante

Lo primero que la gente suele pensar de las habilidades de comunicación es en la capacidad de expresarse y éste es de hecho uno de los elementos primordiales de una comunicación brillante, tanto en persona como a través de la palabra escrita.

Los grandes comunicadores son claros. Tiene que determinar lo que realmente intenta decir, el contenido principal de lo que quiere transmitir a los demás. Y luego expresarse con tantas palabras como sean necesarias, pero tan pocas como sea posible. Una de las cosas que se interpone en el camino de una gran comunicación es utilizar demasiadas palabras y exponer su punto de vista con redundancia. La gente captará mejor su mensaje cuando usted sea conciso y claro.

También será mejor comunicador cuando demuestre energía. No tiene que exagerar con su pasión, pero cuando está interesado en lo que tiene que decir, los demás también se sentirán intrigados. La gente tiende a desconectar cuando se comunica con alguien que carece de entusiasmo o de un punto de vista sólido, así que asegúrese de que está comprometido con su mensaje y con sus oyentes.

Exprésese con humildad

La humildad también es fundamental para una gran comunicación. Usted quiere mostrarse seguro de sí mismo, porque la gente respeta a alguien con una perspectiva propia, pero los oyentes también tienden a apagarse ante las personas que creen que su opinión es la única que cuenta.

De hecho, según un estudio de la Universidad de Baylorquienes eran percibidos como humildes también tenían un mejor rendimiento laboral. Y los líderes que admitían errores y que mostraban voluntad de aprender eran vistos más positivamente, según un estudio de la Universidad de Búfalo. Y cuando se es cooperativo con los demás, es más probable ascender a puestos de liderazgo, según un estudio publicado en Chaos: An Interdisciplinary Journal of Nonlinear Science.

En resumen: exprésese con confianza y claridad, pero evite imponer sus ideas a los demás. Busque puntos en común y asegúrese de que los demás sepan que está abierto a aprender, cooperar y conectar sus perspectivas con las de ellos. Esto ayudará a que sus ideas calen y a aumentar su influencia.

Escuchar para comprender

Después de cómo comparte sus propios mensajes, un segundo elemento fundamental de la comunicación es escuchar bien. Cuando escuche con eficacia, le ayudará a ajustar su mensaje y a transmitir su punto de vista, pero también generará confianza y reforzará la relación. Y las relaciones sólidas ayudan a avanzar en la comunicación.

Aparque los dispositivos y las distracciones y sintonice con la otra persona. Intente acallar su propia voz interior mientras hablan y preste realmente atención no sólo a lo que dicen sino a su experiencia, sus emociones y la intención de sus afirmaciones. Deles espacio y tiempo para hablar, sin interrumpirles ni utilizar su tiempo de conversación para formular su respuesta.

Conceda también a la gente el beneficio de la duda. Nadie se comunica a la perfección y los que le rodean pueden decir las cosas mal o expresarse de un modo que le frustre. Pero sepa que tampoco son perfectos y que las mejores relaciones permiten cometer errores y crecer.

Haga preguntas y esté abierto a aprender asumiendo que no tiene todas las respuestas y que la otra persona tiene algo que decir que puede ayudarle a avanzar en su propio pensamiento.

Gestione el flujo del intercambio

El tercer elemento de la comunicación, más allá de enviar y recibir mensajes, es el flujo del propio proceso. La comunicación consiste en alinearse: lo que usted tiene que decir con lo que la otra persona tiene que decir. Aunque no estén de acuerdo, tienen que entenderse.

Preste atención al contenido de sus mensajes, pero también a su comunicación no verbal y a la suya propia. La teoría clásica de la comunicación dice que recogemos el 93% de nuestra información de los canales no verbales, incluidas las expresiones de los rostros de las personas, la posición de sus cuerpos, el tono de su voz y su forma de hablar.

La conciencia dinámica es tanto una conciencia de sí mismo como una conciencia de la otra persona. Al mismo tiempo que está atento a ellos, sea también intencionado sobre cómo se está mostrando. Si está enfadado, vaya más despacio y respire. Si está interesado, demuéstrelo inclinándose hacia delante y estableciendo contacto visual. Si está apasionado por algo, asegúrese de que no está abrumando a la otra persona con su intensidad.

Su influencia es significativa

La forma principal en que la gente aprende es observando, escuchando y experimentando a los demás. Por esta razón, su influencia es tremenda, sea cual sea su función. La forma en que se muestre en cuanto a su actitud, su apertura y su espíritu afectará a los demás.

Cuando tenga un punto de vista firme, pero también abierto, y cuando sea capaz de escuchar y adaptarse a las situaciones, será más eficaz. Aportará una experiencia positiva a un mundo que se beneficiará más que nunca de una comunicación constructiva.

 

Tomado de https://forbes.es/lifestyle/327764/seis-estrategias-para-perfeccionar-tus-habilidades-de-comunicacion/

Open chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola ¿En que podemos ayudarte?