En España, el edadismo es un tema que ha generado controversia.

Cada vez más trabajadores séniors protestan por sufrir discriminación laboral debido a su edad. Aunque algunos temen que sus puestos de trabajo estén en peligro y que nadie más quiera contratarlos, la realidad es más compleja. Los jóvenes también se sienten discriminados por los trabajadores sénior, a quienes acusan de acaparar los puestos de responsabilidad.

Para comprender mejor esta situación, recurramos a las estadísticas. A pesar del auge del empleo en España en los últimos años, existe una bolsa de más de 200,000 desempleados mayores de 60 años. Esto ha llevado a argumentar que existe discriminación por la edad. Sin embargo, también debemos considerar el lado positivo: el empleo. El número de ocupados sénior ha alcanzado máximos históricos, con más de 1.5 millones de trabajadores de entre 60 y 64

En resumen, aunque persisten desafíos, no podemos afirmar que haya un edadismo generalizado en España. Los sénior siguen ocupando puestos de trabajo importantes y contribuyen significativamente a la economía y la sociedad

Contratar a personas mayores es una decisión que puede aportar numerosos beneficios a las empresas. A pesar de los prejuicios y estereotipos, los trabajadores con más de 50 años tienen mucho que ofrecer.

Aquí presentamos algunas razones por las que vale la pena considerar a este grupo:

Experiencia y conocimiento:
Las personas mayores suelen contar con una amplia trayectoria laboral y conocimientos adquiridos a lo largo de los años. Su experiencia puede ser invaluable para resolver problemas, tomar decisiones y guiar a equipos más jóvenes.

Responsabilidad y compromiso:
Los trabajadores mayores son reconocidos por su alto nivel de responsabilidad y dedicación al trabajo.Su compromiso con las tareas asignadas puede contribuir a la eficiencia y productividad de la empresa.

Adaptabilidad al cambio:
Aunque se asocie a veces a los mayores con la resistencia al cambio, muchos de ellos han demostrado ser flexibles y adaptables.La capacidad para aprender nuevas habilidades y adaptarse a tecnologías actuales es un activo valioso.

Red de contactos:
Las personas mayores suelen tener una amplia red de contactos acumulada a lo largo de su carrera.Esta red puede ser útil para establecer relaciones comerciales, encontrar oportunidades de negocio y colaborar con otros profesionales.

Estabilidad y madurez:
La estabilidad emocional y la madurez son cualidades que aportan equilibrio a los equipos.Los trabajadores mayores pueden ayudar a mantener un ambiente de trabajo positivo y resolver conflictos de manera constructiva.

Valores y ética:
Muchos trabajadores mayores tienen una sólida base de valores y ética profesional. Su integridad y compromiso con la calidad del trabajo pueden influir positivamente en la cultura organizacional.

En resumen, contratar a personas mayores no solo es una decisión ética, sino también una estrategia inteligente para aprovechar su experiencia, habilidades y contribución al éxito de la empresa

 

Open chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola ¿En que podemos ayudarte?